Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 4 de 6

POR: Carlos
VOTOS: | VISITAS: 1789 | 06-05-2008 19:34:29

Mi mujer, yo y...

piedras mientras ella jadeaba con cierta evidencia. María la besaba 
y le acariciaba el pelo con ternura y dirigía las 
operaciones con autoridad. Héctor, métele la polla en la boca. Siiiii…… así,….. 
cometela nena….. así…… Sandra engullía con lujuria mi tremendo pene mientras 
María se situaba justo al lado y me ofrecía su 
culito redondeado. Se disponía a comerle el coño a mi 
esposa mientras me ofrecía su trasero. Mis manos no tardaron 
en recorrer aquel trasero y a acariciar su coño poco 
velludo. Estaba húmedo, lo cual indicaba que tal y como 
me había dicho en sus correos, aquella situación la volvía 
una ninfómana total. Le froté con fuerza su clítoris mientras 
mi polla entraba y salía de la boca de Sandra. 
Pude ver como mi mujer se abría por entero e 
piernas para sentir la lengua de otra mujer chupar su 
"intimidad". ¡Qué coñito tienes Sandra! Ummmmm…… que bien te sabe…ummmm Dios…… sigue 
amor…….. ahhhhhh…… Sandra gemía sin contemplaciones llegando a olvidar por completo 
mi polla pero eso no me hizo sino excitarme aún 
más. La imagen de mi mujer abierta, masajeándose sus propias 
tetonas mientras otra chica le comía el coño era impactante. 
Era toda una fantasía hecha realidad. Yo cambié de posición 
y me puse justo detrás de María. Estaba a cuatro 
patas u su culo mostraba haber sido jodido muchas veces 
por detrás ya que sin haber dilatado en ningun momento, 
su agujerito no estaba prieto del todo como suele ser 
normal. Presentaba un ligero orificio que me invitaba a entrar 
para disfrutar de su calidez. Tal y como hablamos en 
tantas ocasiones, el sexo anal la hacía disfrutar en gran 
medida así que me dispuse a comerle a ella el 
coño y a penetrar su pequeño ano.  Era todo un 
manjar y pronto su vagina desprendió cantidad de lubricación. Era 
curioso disfrutar del aroma de otro coño distinto al de 
Sandra. Cada una olía de forma distinta. Sandra no tardó 
en correrse abundantemente y se desmadejó mientras veía como mi 
lengua entraba y salía del chocho de María. Pronto me 
dediqué a su culito y mi músculo bocal entró sin 
dificultad en su ano. Ahora era María la que gemía 
y movía el culo en pequeños círculos. Justo debajo estaba 
la cara de Sandra que vio como mi pene se 
disponía a violar aquellos dos agujeros provocadores. Primero se la 
metí en el coño y la envestí con suavidad. Tras 
varias envestidas noté la mano de Sandra como me agarraba 
la polla y la sacaba para chupármela sin compasión. Al 
instante volvía a meterla de donde la había sacado. Yo 
estaba como loco….. ¡Fóllame el culo ya, cabrón….. no puedo más…. 
Fóllamelo….ahhhh….. ummmm, métesela cariño….. quiero verlo…… ayyyyy….. métela dentro… Fue ella mismo 
quien dirigió con su mano mi polla y la entrada 
fue más facil de lo esperado. El placer era inmenso 
y noté como una boca trabajaba cerca de mi polla 
palpitante. Era Sandra que estaba chupandole el coño a María 
mientras yo la envestía fuerte por el culo. Pronto tuvo 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar