Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 1 de 3

POR: ANGEL
VOTOS: | VISITAS: 1346 | 28-08-2008 14:05:12

ME INICIO MI MEJOR AMIGO

Yo solía quedarme a dormir en la casa de un 
compañero del secundario que era mi mejor amigo. En su 
cuarto escuchábamos música y tomábamos algo hasta que finalmente nos 
tirábamos vestidos en su cama de dos plazas. Un día 
la madre comenzó a decirnos que nos acostáramos bien, y 
así fue que comenzamos a dormir en slip. Una noche 
hablando de minas y de coger nos calentamos tanto, que 
corrimos la sábana para masturbarnos. Allí pude ver que mi 
amigo tenía una poronga que era casi el doble de 
grande que la mía. Esta mediría como de 20 x 
6 cm. y aunque en slip se veía que tenía 
un bulto imponente, nunca me imaginé que la podía tener 
tan grande. Hasta ese momento yo me consideraba una persona 
heterosexual, pero al ver como se la lubricaba realmente me 
dieron muchas ganas de chupársela. Al rato no aguante más, 
y a riesgo de lo que él pudiera pensar desplacé 
su mano para comenzar a masturbarlo. Apoyando mi cabeza sobre 
su pecho le pregunté si no le molestaba que lo 
lubricara yo, y me dijo que no.  Comencé a rozar 
tímidamente con mi lengua la cabeza de su pene para 
luego introducirlo suavemente en mi boca la cuál tuve que 
abrir bastante por cierto. Al darme cuenta que le gustaba 
mucho (y a mi también) me arrodillé en la cama 
para chupársela toda, incluso los testículos que por cierto los 
tenía muy grandes también. De a poco comenzaba a morirme 
de ganas de que me penetrara, y como si nuestra 
calentura se hubiese fundido en un solo pensamiento, él me 
introdujo un dedo en la cola para comenzar a dilatármela. 
Entonces comprendí que mi deseo estaba a punto de realizarse 
hasta que efectivamente unos minutos mas tarde, mi amigo me 
dice que le diera el orto. Yo traté de explicarle 
(contra mi voluntad) que no iba a poder penetrarme porque 
la tenía muy grande... que nunca nadie lo había hecho, 
etc., pero haciendo caso omiso a mis palabras, cuando él 
me preguntó si yo quería que se pusiese crema, indefectiblemente 
le dije que si.  Cuando regresó del baño con la 
crema, me anticipé a embadurnarle el pene hasta la base 
de su tronco. Acto seguido me di vuelta y me 
abrí bien de piernas. Una sensación de ansiedad y deseo 
me hizo estremecer cuando él colocó un poco de crema 
en el orificio de mi cola aún virgen para inmediatamente 
comenzar a sentir un dolor impresionante. A cada instante le 
preguntaba si ya había entrado lo suficiente, y él me 
respondía que no. Fue entonces que apoyando mi mano sobre 
uno de sus muslos traté de impedir lo inevitable, pero 
ya era demasiado tarde. Estaba a punto de renunciar cuando 
de repente su poronga se abrió paso bruscamente para cambiarme 
la vida.  Comenzó a cogerme lentamente pero sin tomarse pausa. 
Yo creí que no lo iba a soportar, pero ya 
no había vuelta atrás. Mi amigo estaba demasiado excitado como 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar