Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 2 de 12

POR: El Angel
VOTOS: | VISITAS: 2058 | 20-09-2007 14:09:20

DELICIOSO EXAMEN FISICO

llama díganle que regreso al rato, voy a hacer unas 
compras. ¡Quedan en casa!  -Gracias -dijo coqueta Zoila.  Salí a 
la tienda, pero no más me tardé unos diez minutos 
en las compras.  No podía dejar de pensar en las 
piernas hermosas de Zoila, envueltas en esas medias que les 
daban un contorno delicioso. Sólo me vino a la mente 
la impresión que siempre me había causado la morena: Zoila 
Gómez es una de esas mujeres cuyo caminar asemeja a 
los mismos movimientos que realizan cuando hacen el amor. Era 
una morena de no mucha estatura, medía apenas unos 150 
cm. pero toda su anatomía le daba unas proporciones exquisitas. 
Era la única compañera a la que realmente deseaba cogérmela 
por todas partes, desde que la vi por primera vez, 
cuando la conoci en la Universidad de El Valle.  Llegué 
al apartamento y entré. Me extrañó muchísimo no ver a 
Isabel y a Zoila en la sala buscando las llaves, 
como yo las había dejado, y mi cuarto estaba cerrado. 
No recordaba en esos momentos si yo lo había dejado 
así o no. Creí que las chicas habrían encontrado las 
llaves y se encontraban dentro del cuarto de Isabel estudiando, 
estarían en la cocina preparando algo para cenar, o simplemente 
se habían ido a otra parte. Me encogí de hombros, 
dejé las compras en la mesa e introduje la llave 
en la cerradura de mi cuarto, gire el mecanismo y 
empujé, prendiendo casi simultáneamente el interruptor de la luz. En 
los pocos segundos que duró el lapso entre este acto 
y que la luz se encendiera, en la semioscuridad, logré 
distinguir dos cuerpos femeninos, semidesnudos y enroscados, que se separaron 
sorprendidos al escuchar abrirse la puerta y el chasquido del 
interruptor de la luz.  -¡Jose!. ¡Discúlpenos! -decía Isabel mientras ambas 
buscaban en la claridad repentina lo que les faltaba de 
sus ropas para cubrirse- creímos q... que iba a regresar 
dentro de media hora del supermercado.  -Disculpen ustedes -dije-. Solamente 
fui a la tienda de la esquina y... bueno, no 
quise interrumpir; no me imaginé que estuvieran... "ocupadas".  Isabel estaba 
rojísima por la vergüenza y buscaba a cubrirse toda con 
una de mis cobijas, pero Irma no, y apenas se 
tapaba sus senos con su sostén.  -No se preocupen -dije- 
pueden continuar. Yo me voy a ir a ver televisión. 
Así lo hice. Encendí el aparato y me recosté en 
el sillón de la sala. No podía salir de mi 
asombro ¡Isabel y Zoila Gómez amantes!. Ahora comprendía muchas cosas: 
por ejemplo porque eran "como uña y carne", o cómo 
aquella vez que estábamos en el primer piso de la 
Facultad y el novio le dijo a isabel que le 
gustaría que rebajara unas libras, e Irma dijo: "¿Qué más 
quiere con este cuerpazo que tiene".  Era la primera vez 
que veía desnuda a Irma, ¡Qué delicia de mujer, qué 
pechos, qué piernas, qué caderas!. Y Isabel también tenía lo 
suyo, aunque con un poquito de sobrepeso.  Había pasado unos 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar