Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 10 de 12

POR: El Angel
VOTOS: | VISITAS: 2059 | 20-09-2007 14:09:20

DELICIOSO EXAMEN FISICO

virtud de su masa corporal. Caso contrario que con Irma, 
como dije, el recto de isabel se estiraba y se 
encogía con el vaivén de mi instrumento, se acoplaba perfectamente 
a sus incursiones desplegando ricamente sus paredes alrededor del cilindro. 
-Ya ve, llorona, ¡Ay! -dijo Isabel a Zoila-, ya ve 
cómo se hace, aprenda, ¡Ay!.  Zoila ya se incorporaba en 
esos momentos y al ver a Isabel gozando la penetración 
sin emitir una significativa queja de dolor, lo más probable 
es que sintiera envidia, cólera o no sé qué. Porque 
entonces se acercó e introdujo al par de mi verga 
y sin misericordia un dedo de cada mano en el 
ano de la blanca y empezó a estirarlo hacia los 
lados, ensanchándolo hasta casi hacer que mi miembro se fuera 
en falso dentro de éste. La blanca chilló del dolor. rotación-¡No, 
Zoila!, ¡¡¡AAAyyy!!!, ¿Qué está haciendo?. ¡¡¡¡¡Nooooooooo!!!!!  -No que Ud. no 
es llorona -parodió la morena- ¡Aguántese!  Demás está decir que 
Isabel no soportó tampoco. Deshecha del dolor sobre la cama, 
en una posición antálgica, sólo atinó a ver a Zoial 
con una mirada de resentimiento por no dejarla gozar hasta 
el máximo.  -Me las va a pagar, Zoila, ¡Ay!. -Y 
entre dientes, de una forma que sólo yo alcancé a 
escucharla apenas, dijo: -¡Puta puerca!  -No se enoje, Isabel -se 
burló Zoila- cuando se acostumbre lo va a disfrutar mejor, 
ya va a ver.  Y sin perder tiempo y para 
no desaprovechar la oportunidad, la morena se acostó en la 
cama, con las piernas abiertas en abanico y me haló 
de un solo movimiento haciendo que cayera sobre ella, encajado 
perfectamente entre sus piernas. Comencé a moverme adelante y atrás, 
penetrándola y haciéndola gemir. La morena revolvía sus caderas circularmente 
y clavaba sus uñas en mi espalda. A cada arañazo 
yo respondía comprimiendo sus pechos entre mis manos sin importarme 
sus gritos de dolor. Con una de sus manos acariciaba 
el cuerpo de su compañera y la haló pidiéndole que 
le mamara los pechos mientras yo la penetraba.Isabel se negó, 
resentida todavía. Pero Zoila le suplicó:  -No esté enojada, Isabel. 
Discúlpeme. Después se desquita si quiere, me voy a dejar 
hacer todo lo que quiera y no le voy a 
reclamar nada pero ahora no, por favor.  Iabel parecía no 
querer tomar a bien la petición de su amiga.  -Por 
favor.. -volvió a implorar Zoila con suavidad y Isabel se 
ablandó y aceptó las disculpas y se montó sobre su 
amiga a besarle todo el cuerpo. Yo retiré entonces mis 
manos de sus senos para que la blanca pudiera atraparlos 
entre sus manos y su boca.  Esta vez no resistí 
tanto y sintiendo mis genitales a punto de reventar, saqué 
mi verga de dentro de las entrañas de Zoila y 
empecé a ordeñarla sobre su vientre, con la intención de 
dejárselo completamente empapado. Pero Isabel, viendo que yo estaba a 
punto de derramarme sobre su amiga, se apresuró a tomarme 
el miembro en sus manos y lo capturó entre sus 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar