Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 1 de 5

POR: Andrés
VOTOS: | VISITAS: 2128 | 20-09-2007 14:21:45

Un sueño realizado.

Tengo 27 años, mi nombre es Andrés y llevo 4 
años saliendo con una chica que se llama Judith, que 
tiene 25. Mi relación con ella siempre ha sido muy buena, 
estoy muy enamorado de ella y en el sexo funcionamos 
muy bien. A ella le encanta practicarlo y disfruta con todas 
las posibilidades que ofrece el sexo. Es capaz de tener 
varios orgasmos seguidos y si por ella fuera tendríamos sesiones de 
sexo sin fin, pues ella se correría una vez tras 
otra. Yo al principio también me contentaba con practicar el sexo 
con ella, pues es una chica muy atractiva con muy 
buen tipo moldeado en años de gimnasio y con unos 
pechos grandes y muy bien hechos. El único inconveniente era que 
a mi, con el tiempo, me fueron apeteciendo practicar cosas 
nuevas. Yo se las planteaba a ella medio en broma medio 
en serio, para ver su reacción: intercambio de parejas, tríos, 
verla a ella  con otro... Ella no se enfadaba pero 
decía que no, que se podía estropear nuestra relación... Yo 
deduje que la idea también le atraía pero que en efecto 
tenía miedo de las posibles consecuencias, pues ella también está 
muy enamorada de mi. Pero la verdad es que yo no 
me quitaba de la cabeza la idea de verla a 
ella con otro (o con varios, así podría disfrutar durante 
más rato de sexo), mientras yo estaba con otra. Tenemos una pareja 
de amigos con los que siempre salimos, vamos a cenar 
y a tomar unas copas. El se llama Carlos y 
tiene 28 años y ella se llama Ana y tiene 24 
y llevan 6 años saliendo juntos. Ella es bastante mona 
de cara, pero lo mejor que tiene es su cuerpo: es 
delgada, alta y tiene unos pechos absolutamente perfectos (son clavados 
a los de Elle Macpherson). Desde siempre me he sentido atraído 
por ella, aunque mi amistad con Carlos (antes de que 
yo empezara a salir con Judith) y mas  tarde Judith 
han impedido que haya intentado algo con ella, aunque siempre 
he tenido la impresión de que yo le atraía a 
ella. Una vez hablando con Carlos de sexo, nos explicamos las 
cosas que les gustaban a nuestras respectivas parejas: a Judith, solo 
que le acariciaras un poco los pechos, ya empezaba a 
gemir y se ponía muy caliente: a partir de ese 
momento era tuya y podías hacer con ella lo que quieras. 
Ana, según me explicaba Carlos, era un poco más mojigata, 
aunque una vez empezaba ya no había quien la parara. Carlos 
me llego a confesar que Judith le parecía muy atractiva, 
y me pregunto si a mi Ana también me lo parecía, 
a lo que contesté afirmativamente. Luego me preguntó que si 
Ana no fuera su novia si me gustaría tirármela. Me sorprendió 
la pregunta, y le dije que nunca había pensado en 
eso (lo cual era una absoluta mentira), que no me 
lo había planteado, pero el insistió y reconocí que desde luego 
no me importaría acostarme con ella. El me dijo que 
también le gustaría acostarse con Judith, ya que le atraían mucho 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar