Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 3 de 11

POR: Dr Saccher
VOTOS: | VISITAS: 2512 | 21-09-2007 01:03:21

La doble vida de mi vecina

es maravillosa, es guapa, es... Delia. Me paso el resto 
del día pensando en ella. ¡Qué lamentable, amigo Carlos! Por 
una tontería ya estás fantaseando. Si ni siquiera te ha 
dicho cómo se llama. De pronto, otra duda me surge. 
¿Qué habría en la habitación que guardaba el doberman? Debe 
tender allí la ropa, porque si en la terraza no 
estaba... ¿Y a qué se dedicará para tener la muñeca 
hecha polvo? Demasiadas preguntas. Tantas que ya estoy llevando a 
cabo una idea que se me ocurrió en cuanto mi 
obsesionante vecina cerró la puerta de su casa.  Es ya 
de noche, ese mismo día, viernes. Suelo trasnochar, pero esta 
vez, sin música, que me impediría estar alerta, se me 
hace duro. Mas no me equivocaba en mis deducciones, y 
a eso de las 11 y media oigo que Delia 
sale de su casa. Se va de marcha, sin duda. 
Prefiero no imaginarme con quién para no ponerme de mala 
leche. Lo que me faltaba, estar celoso. Como si no 
fuera ya bastante obseso. Miro por la ventana y me 
aseguro de que se aleja hasta que ve un taxi, 
lo para y se sube. Maldita niña pija, ¿por qué 
no va en autobús?  Me deslizo hasta la terraza y 
miro. Nadie en el patio interior de la comunidad mira. 
Con agilidad felina, o algo así, trepo y salto hasta 
la terraza contigua. Ha vuelto a dejar la puerta abierta. 
¡Pobre ilusa y confiada! Me río para mis adentros y 
penetro en la cocina. Miro en la nevera: es carnívora, 
algo es algo. Me caen fatal las vegetarianas. Sigo por 
el pasillo y dejo el dormitorio a mis espaldas. Ya 
lo miraré luego, en cuanto haya satisfecho mi curiosidad por 
la habitación que guardaba el doberman. Espero que no lo 
deje durmiendo allí. Por si las moscas he comprado comida 
para perros esa tarde. Susurro mientras me acerco a la 
puerta. -Pssst, psssst. Perritoooo.... Perritoooo...- El animal se despierta y gañe levemente. 
Vuelve a asomar su hocico por la puerta. Tiene la 
misma expresión que antes, de súplica. Sin duda está muerto 
de hambre. Qué cruel, Delia, no deberías tenerlo así, o 
dentro de no mucho tendrás un esqueleto de perro. Con 
mucho cuidado, por si hubiera que retirarla a toda prisa, 
le acerco la mano llena de comida. ¡Se vuelve loco 
y hunde el hocico en mi palma para tomar con 
avidez todo lo que le ofrezco! Tras él la habitación 
está oscura, terriblemente oscura, pero adivino algunos muebles en ella. 
El extraño olor humano viene de aquí sin duda. Es 
muy corporal, como sudor o cuero mojado.  -Cerbero.- leo en 
la gargantilla dorada que tiene el doberman en el cuello. 
-Muy apropiado.- añado, mientras suelto a tientas la correa que 
lo mantiene sujeto. Tirando suavemente de él lo saco de 
la habitación y lo llevo hasta el salón, donde lo 
dejo encerrado tras darle otro poco de comida.  -Siento no 
tener más, chico.- le digo, antes de cerrar la puerta, 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar