Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 5 de 11

POR: Dr Saccher
VOTOS: | VISITAS: 2517 | 21-09-2007 01:03:21

La doble vida de mi vecina

-Pero hay que tenerlos bien controlados, o dejan de obedecer.- Mi 
mente calenturienta ya imaginaba a Delia vestida de dominatriz domando 
a golpe de fusta a su pobre can. Joder, qué 
chungo. Pobre chucho. Tal y como lo trata, no debo 
andar muy lejos de la realidad. -Oiga. -pregunto por fin - 
¿Por qué ladra tan raro? Parece como si le falta 
la fuerza. ¿No estará malo?- -No, no está malo. Es que 
le hice operar la garganta para que no ladrara. No 
sirve para dar la alarma si entra algún intruso, pero 
puede arrancarte la mano de cuajo si se pone nervioso.- -Vaya.- -Y 
para que no se distraiga, lo he castrado.- añade, fríamente. 
-Parece mentira, pero así es mucho más leal y obediente.- ¡Hija 
de puta! Pobre Cerbero. No se puede envidiar tu suerte. 
Tu ama será guapa, pero es una cabrona de cuidado. 
Y sigue hablando: hoy está demasiado comunicativa. Y yo demasiado 
dormido aún.  -Ah. Una cosa. Ayer cuando estuve en tu 
casa se me debió caer un papel que llevaba encima. 
Una receta del médico.- -Para lo de la muñeca.- -Exactamente. ¿No lo 
habrás visto?- -No.-respondo secamente. Pensar en lo que hace esa depravada 
me pone de mala uva. Quiero desayunar de una vez. 
-¿Te importa que mire un momento? Te dejo aquí el 
perro, no sea que te manche algo.- -No pasa nada. Pasad 
los dos.- -En serio, prefiero que se quede aquí, contigo. Ayer 
por la noche me tiró una lámpara en el salón.- Cerbero 
saca la lengua y me mira con sus ojillos tiernos. 
Sí, ojillos de doberman, pero tiernos; es algo curioso. Accedo 
y me quedo con él jugando en el descansillo. Puñetero 
perro, qué simpático es. Aprieta el timbre de la vecina 
sorda y me mira con expresión de curiosidad. La buena 
señora no sale. Algún día la diñará y a saber 
cuándo se darán cuenta las autoridades. Por fin sale Delia 
de casa, sonriendo y mostrándome el famoso papel. Joder, pues 
yo ni me había enterado de que andaba por el 
suelo. -Bueno, pues ya nada más. Me voy a pasear al 
perro, que lleva todo el día hiperactivo. Luego se queda 
dormido y no hay quien lo levante, ¡y a ver 
quien me cuida la casa si entran los ladrones!- -Adiós, pues.- Por 
fin... o no. -Una última cosa. Esta noche, a partir de 
las 10, doy una fiesta en mi casa a la 
que he invitado a algunos vecinos. ¿Podrías pasarte, por favor?- -Desde 
luego.- respondo irreflexivamente con tal de quitármela de encima. Sonríe 
y se despide definitivamente, y yo, tras dos tazas de 
café bien cargadas y un bol de cereales que casi 
confundo con el paquete de la comida del perro, vuelvo 
a ser persona.  La noche llega demasiado rápido, pero me 
resisto a cumplir con lo prometido hasta que se hacen 
las 11. Y es que es demasiado fuerte la tentación 
de que Delia, en un arrebato de liberalismo, muestre a 
los invitados la habitación que tiene habilitada para sus veleidades. 
Aunque... quizás trabaje de eso. Joder, seguro que sí. Seguro 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar