Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 8 de 11

POR: Dr Saccher
VOTOS: | VISITAS: 2511 | 21-09-2007 01:03:21

La doble vida de mi vecina

mis otros sentidos. A mis fosas nasales llega un olor 
penetrante, pero no desconocido: el del sudor y el cuero. 
Si mi mente quería más pruebas, ya las tiene: estoy 
en la sala de torturas, amarrado al potro.  -Socorro...- musito, 
pero las palabras apenas me salen. Siento una terrible flojera. 
Lo vuelvo a intentar. -Socorroooo...- digo, con apenas una pizca 
más de volumen.  Y algo me responde. Es el gañido 
de Cerbero, que me llega desde el salón. Y enseguida 
la voz de Delia, o eso me parece. -¡Quieto! Demonios, nadie 
diría que te he castrado yo misma.- Y lo más aterrador 
es que una voz que es muy semejante, pero que 
no es la misma, la responde:  - Creo que ha 
oído a Carlos espabilarse. Vamos.- Un repiqueteo de tacones es lo 
siguiente que llega a mis oídos. Trato de soltarme y 
de gritar, pero no tengo nada de fuerza. ¡Esa puta 
me ha drogado! Y cuando digo ésa, debería decir ésas, 
porque cuando se abre la puerta del cuarto no es 
una, sino dos, las figuras que se recortan al trasluz 
y que desde mi posición apenas puedo distinguir. -Socorro... soltadme.- gimoteo, 
y yo mismo me oigo con un tono bajo y 
patético.  -Jaja. ¿Qué es lo que dices?- ríe una de 
las dos mujeres. -Enciende la luz, Delia.- ¿Quién es ésa mujer? 
El neón parpadea y veo las piernas, cuatro, dos y 
dos, de mis captoras. Se acercan y se inclinan, para 
provocarme otra terrible sorpresa. -¡Gemelas!-consigo gritar, pero me tapan la boca 
enseguida al notar que el efecto de la droga empieza 
a dejar de hacer efecto. -Trae una mordaza.- ordena una de 
ellas, la que no es Delia, a la otra. -Sí, 
así es. ¡Muy listo! O más bien, ¡muy tonto! ¿Cómo 
imaginabas que no nos daríamos cuenta de que fuiste tú 
quien entró el viernes en casa?- Mientras me ponen la mordaza, 
una de esas típicas bolas de goma con una correa 
para asegurarla, me informan: si no hubiera dejado caer la 
comida del perro por toda la casa, podría haberme escaqueado 
sin más. Cierto que el fallo principal fue de ellas, 
de dejar la ventana de la terraza abierta. Pero cuando 
una de las dos se queda en casa, no suelen 
preocuparse de esos detalles. Cuando al día siguiente, además de 
encontrar al perro en el salón en vez de en 
el cuarto, vieron las migas y cayeron en la cuenta 
de que existía la posibilidad de que hubiera sido yo 
el intruso a través de la terraza. -A Cerbero no le 
damos de comer casi para que esté atento. Sólo si 
cumple nuestras órdenes le damos comida. Pero tranquilo, que contigo 
no tendremos problemas, ¿verdad?- -¡Mmmmppfff!- me quejo tras la mordaza. -Ssssshhh. Guarda 
tu aire para algo más útil.- dijo Delia, y pasándole 
una pala de madera de las que colgaban de la 
pared a la otra, explicó: -Tienes suerte de que todavía 
tenga la muñeca débil desde que rompí una de éstas- 
refiriéndose a la pala- en el culo de uno de 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar