Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 7 de 22

POR: Arkantos
VOTOS: | VISITAS: 3199 | 21-11-2007 11:10:20

Mi querida profesora

      No, Lucy, no hace 
falta, no hace...¡oooohhhh!- las protestas de Cristina son ahogada por 
sus propios gemidos de placer, al sentir las manos de 
Lucy deslizarse sobre sus hombros, embadurnándola con habilidad de suave 
y fresca leche bronceadora.-¡ Sabes dar un buen masaje, Lucy!¡Oooooohh...siiii...! Cristina 
gime de placer, un placer sensual , casi sexual, que 
la domina, mientras Lucy la masajea. La joven también siente 
un poderoso placer en la entrepierna, pues le está dando 
masaje a su profesora, a la mujer que más desea. -¿Si?¿De 
verdad le gusta, señorita Cristina?- pregunta Lucy, deslizando sus manos 
hacia abajo, abarcando la espalda de su profesora. -   
    Si...mmmmhh...me gusta...me guustaa...siiguee...- gime Cristina, que 
empieza a excitarse sexualmente, muy a su pesar. Lucy, al 
oir la respuesta de su profesora, decide dar un paso 
más. Decide quitarle el sujetador a Cristina. De un solo 
golpe, raudo y audaz, desabrocha el sujetador de su profesora. 
Cristina se queda sin habla. No sabe qué hacer, ni 
qué decir. Aquella chica acaba de desabrocharle el sujetador, y 
no sabe como reaccionar. Lucy si que lo sabe. Continúa 
poniéndole leche bronceadora a Cristina, ahora extendiéndola con estudiada habilidad 
y suavidad por toda la espalda, la espalda desnuda de 
la profesora. -Entónces, parece que de verdad le gusta- dice Lucy, 
masajeando muy suavemente la espalda de Cristina, una espalda que 
empieza a brillar de tanta crema como tiene encima. La 
joven está temblando de emoción y de alegría: Cristina no 
ha protestado. Le ha desabrochado el sujetador y no ha 
dicho nada.  -Si...ejem...si...mmmhh...me gusta...lo haces muy bien- susurra Cristina, en 
un gemido. Lucy da otro pequeño paso : agarra por 
una tira el sujetador y lo saca de debajo del 
cuerpo de su profesora, dónde había quedado atrapado al desabrocharse. 
Durante un instante, Lucy blande en su mano el sujetador 
de Cristina, como una pieza de caza recién cobrada. Luego, 
lo tira al suelo. Cristina abre los ojos al máximo 
y contiene el aliento. Ahora, tiene las tetas fuera, aunque 
aplastadas contra la hamaca. No sabe lo que hará Lucy 
a continuación y lo que es peor, no sabe qué 
hará ella misma. -Si...me encanta que le guste, profesora- dice Lucy, 
acariciando la espalda de Cristina. La joven siente el delicioso 
tacto de la piel desnuda de su profesora y se 
excita. Mira hacia abajo, contemplando a una Cristina que solo 
lleva encima unas bragas. Las manos de Lucy planean ahora sobre 
el trasero de Cristina. La profesora lo sabe, lo nota, 
aunque no sienta las manos de Lucy sobre su piel. 
La joven piensa, duda. Cristina traga saliva y contiene el 
aliento. Lucy, en estado febril, acerca sus dedos a las 
bragas de su profesora y aferra la parte superior de 
la íntima prenda. Luego, sin embargo, aparta las manos , 
con el corazón palpitándole a mil por hora. Se tranquiliza 
durante unos segundos y derrama algo de crema broceadora sobre 
sus manos. Después, empieza a extender la crema sobre la 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar