Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 9 de 22

POR: Arkantos
VOTOS: | VISITAS: 3201 | 21-11-2007 11:10:20

Mi querida profesora

ella, con el culo al aire, y ésta no dice 
nada. No rechista, no reacciona. Lucy, extasiada, contempla el culo desnudo 
de Cristina. Es un culo bonito, amplio, jugoso, bastante blanco, 
con una piel que se adivina sedosa y suave. La 
joven sigue tirando hacia abajo y, despacio, desliza las bragas 
por las piernas de Cristina, hasta quitárselas. Lucy tiene ahora 
las bragas de Cristina en la mano. Las huele; el 
aroma a sexo mojado llena los pulmones de la joven. 
Lucy, con el corazón marchando a toda prisa, deja las 
bragas a un lado, junto al sujetador. Luego, mira a 
su profesora. No puede creerlo, pero allí, tumbada boca abajo 
sobre su hamaca, en su jardín, está Cristina, su profesora 
Cristina, total y completamente desnuda. Cristina está petrificada. Con los hermosos 
ojos abiertos como platos, la profesora no sabe qué hacer. 
Está desnuda en la casa de una alumna, y no 
sabe como reaccionar. "¡No puede ser, no puede ser.!- se 
dice a si misma-¡Estoy desnuda!¡Desnuda!¡Desnuudaaa!¡Como he podido dejar que esto 
pasara!" Y mientras la profesora piensa, Lucy actúa. Vierte algo de 
leche bronceadora directamente sobre las nalgas de Cristina. -Ohh- gime la 
profesora al sentir el frescor de la leche en su 
culo. Lucy extiende con destreza y suavidad la blanca leche por 
toda la superficie de las nalgas de Cristina. Sus manos 
acarician con primor la piel cremosa de la profesora, que 
no cesa de gemir con voz muy baja, intentando que 
no se oiga mucho. Pero no lo consigue. Lucy la 
oye gemir. Y son gemidos de placer. La joven disfruta 
sintiendo en sus dedos y en las palmas de sus 
manos el contacto con la carne desnuda de su profesora, 
a la cual tanto ha deseado. Lucy tiembla de deseo. 
Ni recuerda las veces que se ha masturbado pensando en 
Cristina, imaginándola desnuda, y ahora está aquí, tumbada en la 
hamaca, desnuda de verdad. Y ella, Lucy, le está masajeando 
el culo.  Cristina se muerde los labios para no gemir 
más alto. Lucy le está acariciando el culo con pasión, 
con la excusa de ponerle crema bronceadora, eso es evidente. 
Porque la chica tarda demasiado, le pone más y más 
crema, para así poder seguir acariciándole el culo a su 
profesora. Pero no solo se trata del precioso culo de 
Cristina. No. Lucy puede ver el sexo de su profesora, 
una raja jugosa y aterciopelada, escondida entre los muslos entreabiertos. 
Le está viendo el coño a Cristina. La profesora, por 
descuido, tiene los m uslos algo separados, y Lucy puede, 
desde su posición, verle el coño. Así, la chica no 
quiere que el tiempo pase, quiere quedarse allí, para siempre, 
admirando el culo y el coño de su desnuda profesora. 
Pero sabe que no puede ser.  -Aahh...mmmhh...mmmhh...que bien...lo haces, Lucy...ahh...- 
gime Cristina, como si nada hubiese pasado, como si Lucy, 
su alumna, no le hubiese quitado las bragas. Y es 
que Cristina ha llegado a la conclusión de que es 
mejor dejar estar las cosas, que es mejor no decir 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar