Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 5 de 7

POR: Cazzique
VOTOS: | VISITAS: 1990 | 21-11-2007 11:29:32

Las primas

y luego el otro. Bajó por mi vientre plano y 
al llegar al pantalón de mi pijama lo bajó lentamente 
descubriendo mi vulva. Miró mis vellos rasurados apenas en una 
rayita muy tenue y me sonrió desde abajo. Luego su 
lengua comenzó a recorrer mis muslos mientras que sus labios 
succionaban el sabor de mi piel. La boca de mi 
prima no tardó en llegar a mi vulva y jugó 
con mucha calma con mis labios, me hizo sentir mil 
cosas que nunca antes había experimentado. Llegué a el orgasmo 
sin que nada hubiera entrado en mi conducto, únicamente con 
rozar mis portes con sus labios y lengua. Después de 
este orgasmo el ataque de mi prima fue más directo 
y se enfocó en mi clítoris. No fue un ataque 
directo al botoncito sino a su alrededor. Con expertos movimientos 
Sandra recorrió ese pequeño punto pero sin lastimar ni apretar. 
Eran movimientos suaves, armoniosos con la punta de su lengua 
al contorno de mi clítoris. Y Muy de vez en 
vez un leve roce. Gemí y halé aire en innumerables 
ocasiones antes de experimentar el más húmedo de los orgasmos 
que hubiera tenido en mi vida. Sentí como los jugos 
bajaban por mis nalgas y no dejaban de manar. ¿Qué me 
haces prima? ¡No lo soporto, es deliciosooo! Sandra me dejaba unos 
segundos después de los orgasmos y yo se lo agradecía, 
pues además ambos habían sido los mejores orgasmos de mi 
vida, poderosos y extenuantes; pero antes de que ella reiniciara 
yo ya estaba deseosa de probar uno nuevo. Mi prima 
abrió mis labios con sus dedos y dejó que su 
lengua se introdujera lo más profundamente posible dentro de mi 
canal. Lamió una a una las paredes de mi concha, 
sorbiendo todos los jugos que yo expelía y me acerqué 
más y más a un nuevo orgasmo. Pero esta vez 
quería otorgar algo del goce que ella me regalaba. ¡Dame la 
tuya! – dije entre gemidos. Sandra se detuvo unos instantes y 
se puso de pie en la cama, bajó sus bragas 
mostrándome apenas su escasa cabellera sobre la vulva. ¡Qué linda! – 
exclamé. ¿Te gusta mi amor? – preguntó mi prima con evidente 
excitación. ¡Sí! Esta vez ella colocó las rodillas a un lado de 
mi cabeza y me pidió que bajara un poco más 
mi cuerpo, entonces vi su vulva más de cerca, sus 
labios rojizos y húmedos por su anterior masturbación. No sabía 
que hacer pero tenía que seguir mis instantes. El cuerpo 
de mi prima se posó entonces sobre el mío y 
su boca reinició con el trabajo interrumpido. Yo pasé mis 
manos por debajo de sus muslos y abrazando cada uno 
acaricié las nalgas hermosas de mi prima. Acerqué mi boca 
a su vulva y sentí ese tibio aroma que expelía 
esta. Pasé mi lengua muy tenuemente sobre la piel de 
su concha y por primera vez sentí el agridulce sabor 
de su jugo, de un jugo de mujer. Volví a 
lengüetear sus labios vaginales esta vez metiendo más la lengua 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar