Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 6 de 7

POR: Cazzique
VOTOS: | VISITAS: 1990 | 21-11-2007 11:29:32

Las primas

entre ellos. ¡Así chiquita, lo haces muy rico! – dijo ella 
separándose de mi vulva. Continué explorando ese delicioso manjar que se 
me ofrecía y descubriendo en cada momento un punto que 
la hacía estremecerse. Ella por su parte trabajaba como toda 
una conocedora en mi rajada y hacía que mi cuerpo 
se erizara y expulsara más jugos cada vez. Yo ahora 
le comía completamente la concha, abarcando con toda mi boca 
esos tiernos labios que me besaban y me regalaban ese 
néctar tan delicioso, tibio y agridulce. Tomando un poco la 
iniciativa clavé en el ano de mi prima uno de 
mis dedos y enseguida ella se levantó para gemir aprobadoramente. Después 
de un intenso orgasmo simultaneo nos quedamos tendidas en cama, 
ella acariciando mi vulva y yo su trasero. Sandra se 
levantó para acomodarse a mi altura y nos besamos, intercambiando 
nuestros propios jugos, su vulva se restregaba con la mía 
y sus tetas con mis tetas. Al oído ella me 
preguntó si me gustaría ser penetrada. Definitivamente yo estaba aún 
caliente y enseguida dije que sí sin imaginar lo que 
a continuación vendría. Sandra se levantó y fue hasta uno de 
los cajones en donde había guardado sus cosas, lo abrió 
y sacó algo que yo no pude ver. Luego vi 
que de levantaba una pierna y luego la otra y 
de pronto mi prima tenia pene. Sí, se puso un 
arnes tipo braga con una pene bien erecto al frente. 
Sandra caminó con esa cosa balanceándose y la imagen se 
me hizo un poco comica, llegó hasta mi lado y 
me hizo sentarme en la cama. Acercó ese palo de 
látex a mi rostro y me pidió que lo mamara. 
Abrí mi boca y dejé que la gruesa cabeza de 
ese palo artificial se metiera en mi boca. Lo chupe 
lentamente como lo habría hecho con un pene de verdad 
y sentí en mis labios y lengua cada una de 
las venas y curvas de la verga plástica. La situación 
comenzó a ponerme más caliente pues además de estar chupando 
ese palo acariciaba las redondas nalgas de mi prima y 
veía sus senos balancearse sobre mi cabeza. Después de mamarla 
varios minutos ella me tendió de espaldas en la cama. 
Mis piernas estaban caídas y ella las sujetó con sus 
manos y las puso sobre sus hombros. Acercó el palo 
a mis labios y sentí la presión de la cabeza. 
Lentamente me empezó a penetrar. Mis carnes se fueron abriendo 
y ella avanzó decidida hasta llegar a lo más profundo 
de mi ser. Me estremecí al sentir esa gruesa verga 
tocar mi matriz. Ella se quedó quieta y mirándome a 
los ojos. ¡Nunca pensé en hacerlo contigo! – dijo ella. ¡Ni yo!... 
¿Crees que esta mal que lo hagamos? ¿Eso te importa? Ya no 
contesté únicamente moví negativamente la cabeza y esa fue la 
señal para que ella retrocediera sus caderas, el ariete de 
látex comenzó a abandonar mis profundidades y ya cuando este 
había avanzado hasta la mitad ella reingresó en mí. Sus 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar