Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 2 de 5

POR: Tulinegro
VOTOS: | VISITAS: 1472 | 21-11-2007 11:40:34

Poker en casa

a mi dormitorio, las loas de mi marido me convencieron 
que para él era un orgullo mostrar mi provocativo cuerpo, 
y opté por permanecer junto a él. Alguien me ofreció un 
trago que gustosamente acepté, y que sirvió para relajarme.  Ya 
mas tranquila, pregunté como era posible que se dedicaran a 
ver ese tipo de películas.  Uno de ellos me contestó 
que aunque yo no lo creyera, a mucha gente les 
gustaba e incluso les excitaba. Que no muchos aceptaban este 
hecho.. Pensé para mi que yo era un buen ejemplo, 
la humedad entre mis muslos lo confirmaba. Como vi otros 
videos sobre el televisor, me levanté para subir a mi 
dormitorio y dejar que continuaran su sesión de películas. Todos 
insistieron en que me quedara, miré a mi marido para 
ver si se oponía. Nada dijo, solo sonrió. Consideré que 
aceptaba mi presencia allí. Totalmente relajada me senté al lado 
de mi marido, en medio de ellos. Una nueva película 
fue puesta en el video. Las luces fueron apagadas. Las candentes 
escenas del nuevo video exhibido, más las manos de mi 
marido acariciando mis desnudos muslos, hicieron que mi sexo se 
mojara totalmente. Repentinamente, noté que una mano ajena acariciaba mi otro 
muslo, avanzando por mi glúteo hacia mi ano, miré hacia 
mi marido para ver si lo había notado, como no 
reaccionó, me dije que no había visto nada. La mano 
de mi marido se introdujo bajo el calzón, tratando de 
alcanzar mi mojado sexo. Levanté mi muslo para facilitar su 
acceso y uno de sus dedos alcanzó su objetivo, haciendo 
escapar un corto gemido de mi garganta , que no 
pasó inadvertido para quienes se encontraban mas cerca de nosotros. 
Alguien que estaba de pié atrás de nuestro sillón, deslizó 
su mano sobre mi hombro alcanzando el seno del lado 
contrario al de mi marido, dos de sus dedos pellizcaron 
suavemente su erecto pezón haciéndome respingar. La mano ajena, aprovechó 
mi sobresalto para introducir su dedo cordial en mi lubricado 
ano.  Mis esfuerzos por disimular lo que sentía estaban llegando 
a su límite. Afortunadamente el video terminó, las manos invasoras 
abandonaron mi cuerpo. No quería ni podía levantarme  Era muy 
notoria la erección de mis pezones y mis jugos vaginales 
habían alcanzado la parte baja de mis muslos. A pesar 
de ello, mi marido contra mi voluntad, insistió en que 
sirviera otra ronda para todos. Me levanté y rápidamente me 
dirigí a la cocina para preparar los tragos. Mi marido 
me alcanzó allí, me preguntó por que no quería atender 
los invitados. Le dije, todavía lo preguntas. Tengo los calzones empapados 
gracias a tus caricias. Si te molestan, sácatelos, me contestó. 
Como yo dudara, puso sus manos en mi cintura y 
me los bajó, retirándolos luego. Quedé ahí, solo vestida por 
un camisón transparente que no alcanzaba a cubrir mis nalgas, 
y menos el negro vello de mi pubis. Pretendes que atienda 
en esta facha a tus amigos, le dije. Porque no, 
me contestó, te ves muy bien. Me veo toda, repliqué, 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar