Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 3 de 5

POR: Tulinegro
VOTOS: | VISITAS: 1475 | 21-11-2007 11:40:34

Poker en casa

pero si eso es lo que quieres, allá voy. Tomé 
la bandeja con los tragos y me dirigí al salón. 
Este estaba iluminado a giorno, mi camisón no dejaba nada 
para la imaginación. Las miradas de todos estaban clavadas en 
mi semidesnudo cuerpo. A estas alturas, yo ansiaba ser clavada 
por algo mas contundente que sus miradas. Después de haber bebido 
sus tragos, mi marido propuso jugar cuatro últimas manos de 
póker. Ya que el premio para cada uno de los 
ganadores sería importante, se estableció una apertura con tres ases 
como mínimo. Alguien dijo que la apertura era muy alta. 
Mi marido contestó que los premios lo valían.  Hice ademán 
de retirarme, pero él me detuvo diciéndome Ahora es el 
turno de ellos de dar solaz a ti. Dando el 
ejemplo, les pidió que se quitaran sus ropas. No pude 
evitar mirar con ávidos ojos sus erectas vergas. Desnudos, se 
sentaron a la mesa a jugar. Mi marido me pidió 
que me metiera bajo la mesa y me diera un 
festín mamando sus penes, lo que hice gustosamente Después de 45 
minutos alguien abrió con tres ases. Antes de jugar su 
mano insistió en saber a cuanto ascendía el premio. Mi 
marido dijo que nunca había hablado de dinero. Ante la 
sorpresa del abridor, me pidió que saliera de bajo la 
mesa interrumpiendo el festín que me estaba dando, ya de 
pié, me despojó bruscamente de mi camisón y totalmente desnuda, 
me puso de rodillas en medio de la mesa, ahora 
cubierta de fichas. Ahí está el premio!, gritó Ahí estaba yo, 
gracias a mi marido, rodeada por ocho hombres desnudos, desnuda, 
caliente, con mi sexo mojado, mis senos erectos esperando el 
resultado de una partida de poker.   El que había abierto, 
ganó este pozo. Mi marido me tomó en brazos, me 
besó y me entregó, diciéndole goza de tu premio. Es 
tuyo, puedes hacer lo que quieras con él. Me abracé 
a él, presionando mis senos contra su pecho, me levantó 
en vilo, crucé mis piernas en su cintura, su parado 
pico quedó frente a mi mojado y abierto sexo, me 
deslicé hacia abajo, ensartándomelo hasta el fondo. Así, me llevó 
en brazos hasta un sofá donde me acostó, poniendo mis 
piernas sobre sus hombros, sacó totalmente su miembro de mi 
sexo, luego comenzó a jugar introduciendo solo la punta, para 
luego retirarla, metiéndolo hasta el fondo y sacándolo.  Sin importar 
la presencia de mi marido y sus amigos quienes habían 
dejado de jugar para contemplar el espectáculo, yo le pedía 
a gritos que me lo metiera de una vez, elevando 
mi pelvis en un esfuerzo por alcanzar su pene, ruégame 
que te lo meta, me dijo. Metémelo, hijo de puta, 
le grité. No había terminado de decirlo, cuando sin aviso 
previo, de un golpe violento me enterró su grueso pico 
hasta el fondo, haciéndome acabar entre bramidos y movimientos violentos 
de mi abdomen que lo hicieron eyacular, llenando mi interior 
con su caliente semen. Después de un momento, el se 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar