Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 4 de 5

POR: Tulinegro
VOTOS: | VISITAS: 1471 | 21-11-2007 11:40:34

Poker en casa

separó de mi y fue a tenderse en un sillón, 
yo quedé tirada en el sofá con mis piernas totalmente 
separadas que dejaban ver como salía de mi dilatado sexo 
un lechoso líquido.  Mi marido y sus restantes amigos volvieron 
a su juego de poker. Después de un largo rato 
y mientras ellos jugaban su segunda mano, yo aún no 
satisfecha y ya recuperada, noté que mi anterior compañero también 
se había recuperado, así lo mostraba su semierecto pene. Me 
acerqué a él, metí su pico en mi boca y 
con una buena mamada lo hice ponerse duro. Luego me 
monté en el y comencé a cabalgarlo mientras él chupaba 
mis tetas. Una algarabía en la mesa de poker nos 
hizo saber que había otro ganador. Luego me enteré que 
de nuevo el premio era yo. Iba a desmontarme cuando 
mi marido me dijo que este premio tenía una variación. Mi 
marido puso uno de sus dedos en mi ano dibujando 
círculos en él y para hacerlo relajarse lo introducía y 
sacaba hasta que el dedo fue reemplazado por el pene 
del feliz ganador. Sentía en mi interior como ambos penes 
en su coordinado mete y saca se tocaban en mi 
anterior, lo que sumado a la mamada de mis dos 
tetas me llevó nuevamente a un delicioso orgasmo. Mientras ambos 
ganadores me hacían gozar como nunca, alternando sus penes en 
mi coño y mi culo, se jugaba la tercera mano. 
Cuando vi al ganador de la tercera mano, mi asomo 
de cansancio desapareció, tenía una estupenda, gruesa y larga, verga. 
Parada tenía mas de 25 cm. Lo hice acostarse de 
espaldas sobre la mullida alfombra de piel del salón con 
su pico apuntando al cielo y, extasiada, lo monté. Puse 
mis tetas en su boca para que las chupara. Mi 
ano fue penetrado por un segundo pico, el tercero algo 
lacio fue puesto en mi boca para ser mamado. Tenía 
mis tres agujeros de goce llenos. Me movía como una 
yegua encabritada, gimiendo y bramando. El cabrón de mi marido 
que seguramente había preparado todo, los animaba a que me 
dieran con todo. Acabó el que montaba, gocé yo, el 
pico que chupaba llenó mi boca de semen, el que 
tragué en forma golosa. El que me daba por culo 
también acabó. En ese momento los que jugaban la cuarta mano, 
terminaron. Había un cuarto ganador que no era mi marido. 
Pedí tiempo fuera para recuperarme antes de recibir el último 
asalto. En realidad, también quería que se recuperaran los que 
me iban a asaltar. Mi marido pidió a los tres 
que no habían ganado, que me masajearan para recuperar mi 
agotado cuerpo. Fui tendida boca abajo en la alfombra de 
piel. Un par de suaves manos se encargó de mi 
espalda, otro par de mis glúteos y otro de mis 
muslos y pantorrillas. Fui masajeada a conciencia durante casi 30 
minutos lo que hizo que me recuperara. Caliente de nuevo, 
sin que nadie me lo pidiera me volteé, lo que 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar