Escorts

 
 
 
 
 
 
 

Pagina 8 de 9

POR: jurfi
VOTOS: | VISITAS: 2057 | 21-11-2007 12:09:40

Luna de miel

desde lejos los pude ver. Por fin podría ver a 
mi querida mujer en manos de otro hombre.  El lugar 
era apartado y bastante discreto. Habían tendido el pareo sobre 
la arena, ella se encontraba acostada boca abajo recibiendo masajes 
en forma de caricias que su amante sabía hacer muy 
bien. Se entregaba mansa y serena en una actitud pasiva 
que por lo visto la deleitaba con placer. Me acerqué 
lo suficiente como para que notaran mi presencia y cuando 
me vieron saqué mi miembro, que ya estaba bien erecto, 
y lo comencé a masajear a un ritmo parecido al 
que llevaban las manos del muchacho. Me miraron y siguieron 
como si yo no estuviese. Al completar el masaje él se 
tendió sobre ella, ambos boca abajo. Lentamente la fue obligando 
a ponerse en cuatro y en cuanto quedó su vagina 
bien expuesta la penetró desde atrás muy lentamente pero sin 
dudar, empujando constantemente hasta hacer tope con los testículos. Debo 
admitir que el tamaño de esta pija era muy superior 
a la mía. Más larga y más gruesa. Este hombre tenía 
mucha resistencia de manera que estuvieron moviéndose de atrás para 
adelante un largo rato. Ella acompañaba muy bien los movimientos 
y se notaba muy bien con cuanta fuerza empujaba para 
atrás para recibir la mayor cantidad posible de verga. Pasado un 
tiempo él se separó y ubicó delante de ella con 
el miembro a la altura de su boca pero en 
vez de hacérsela chupar le empujó la espalda y la 
cabeza contra el suelo quedando la cola de ella bien 
parada y expuesta. Cuando estuvo seguro de tenerla dominada hizo 
una señal y apareció otro joven que se ubicó inmediatamente 
detrás de mi mujer. Era el camarero que nos había 
servido el desayuno. Sin dudar le untó el orificio anal 
con saliva y la penetró de una sola estocada sin 
ninguna contemplación. Bombeó cuatro o cinco veces, acabó abundantemente y 
se retiró. La maniobra no duró ni dos minutos y 
mi mujer jamás se enteró de quien se sació en 
su culo. Sin duda estaba confundida y el muchacho aprovechó 
el momento para ponerle la verga en la boca unos 
momentos y luego se volvió a colocar detrás de ella 
y le penetró el ano fácilmente aprovechando la dilatación comenzada 
por su amigo. Todo fue tan rápido y excitante que 
mi mujer acabó gritando, el joven eyaculó sobre su cara 
y yo completé mi masturbación hasta vaciarme por completo. Si 
no me equivoco los tres terminamos al mismo tiempo. Temblando 
por la turbulencia de la excitación regresé a mi habitación 
dejándolos solos para que disfrutaran más, si es que podían 
y seguro que lo harían porque quedaron abrazados, besándose en 
la boca y acariciándose mutuamente como si todo recién comenzara. 
Cuando mi esposa regresó la recibí con flores y un 
excelente perfume de regalo. Además, como tenía el baño preparado, 
la introduje en la tina y la bañé con ternura 
enjabonando cada rincón de su cuerpo con tanta delicadeza que 
...



Su opinion es importante para los autores de los relatos, por favor deje su opinion y su puntaje del relato, solo le tomara 1 minuto y ayudara a que la gente que crea los relatos puedan mejorarlos.
Gracias.

Comentarios del Relato (0) Comentarios : (0)
Agregar este relato a FavoritosAgregar a Favoritos
Reportar Relato Reportar Relato
Enviar este Relato a un amigo Enviar este Relato a un amigo

¿Que te parecio?

Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy Malo


NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL

Si buscas a las mejores ESCORTS  las  encontraras  en este Link: www.tusencantos.com.ar